domingo, 10 de enero de 2016

El fraude de la enseñanza bilingüe

Se cumplen 10 años de la apuesta del gobierno de la comunidad autónoma de Madrid por la enseñanza bilingüe Español-Inglés en las escuelas e institutos, y El Periódico de Catalunya en su edición del 8 de enero publica un doble artículo bastante crítico. Los titulares ya lo dejan bien claro: “Bilingüismo de fachada” y “Esto es un timo”.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/bilinguismo-fachada-madrid-4794684

(donde, por cierto, se hace alusión a otro demoledor artículo de hace unos meses en El País, “ni bilingüe ni enseñanza”  elpais.com/elpais/2015/05/13/eps/1431541076_553813.html)

La enseñanza bilingüe es un nuevo caso de “fantasía didáctica” para mayor gloria de la corte de expertos en didáctica y pedagogía, y supone uno de los más escandalosos casos de fraude educativo en España.

Podemos encontrar en él todas las falacias que tantas veces he denunciado en este blog:

- El lenguaje torticero y turbador de la didáctica: En este caso la pretensión de aprender ingles sin estudiar inglés, sino estudiando “en inglés”, otro ejercicio retórico del calibre de la falacia tautológica del “aprender a aprender”, o del “enseñar a pensar”.

- Principios didácticos que chocan contra el más elemental sentido común: Desarrollar una asignatura en inglés, cuando los alumnos a duras penas pueden construir una frase con sujeto y predicado en ese idioma.

- El desprestigio de las asignaturas como contenedores de conocimiento: Da igual lo que enseñes, o cuánto enseñes, lo importante es que enseñes “en inglés”, siguiendo el sacro principio del “todo lo que quieran saber ya lo encontrarán en Google”.

- El desprestigio absoluto de la figura del profesor o profesora, que en este contexto son  meros sujetos pasivos “programables” por los sacerdotes pedagógicos. És más, cuanto menos personalidad propia tenga el profesor, mucho mejor, pues mejor y más fácilmente se adaptará a las doctrinas didácticas del momento (en este caso dar la clase en inglés, mañana quién sabe). Actualmente, la administración pública incentiva y premia cualquier actividad que haga el profesor... cualquier actividad menos la de hacer bien su trabajo.

- Los mecanismos de evaluación del aprendizaje funcionan siempre si es para señalar las supuestas deficiencias del profesorado, pero jamás para señalar a los “expertos”. En este sentido, en el artículo leemos “La experta aconseja buscar colegio en Madrid con una sola consigna: que no sea bilingüe”. ¡Vaya! Nos puede sorprender la existencia de una experta que sea crítica con la doctrina oficial, pero hay que puntualizar que en este caso el diario utiliza la palabra experta como “conocedora”: Una persona “[...]que es bilingüe de verdad, traductora y socia de una empresa que se dedica a ello[...]”, es decir, es experta porque sabe inglés, no es una “experta” entrecomillada, una “experta” en el sentido de “iniciada en el esoterismo didáctico-pedagogico-educativo”.

Yo mismo pude experimentar el curso pasado lo que significa “enseñanza de las matemáticas en inglés”. Un vecino de la escalera me pidió si podía dar una hora sermanal de refuerzo en matemáticas a su hija que cursaba segundo de ESO en una escuela privada de la zona, en la que la mayoría de asignaturas se cursaban en inglés. Como profesor de la pública, tenía curiosidad por ver como serían las matemáticas en una escuela privada.  El resultado no pudo ser más defraudador. Las matemáticas que recibía aquella alumna fueron absolutamente mediocres, grises, conceptos que se iban introduciendo sin la más mínima gracia o programación, mediocres hasta decir basta, eso sí, todo en inglés. Pero todo se reducía a las mínimas definiciones aquí y allá, para dar paso a números y más números, fórmulas y más fórmulas, sin más objetivo que ir pasando los días. Jamás, en todo el curso, aquella alumna escribió la más mínima frase en inglés. Y todo en una escuela con más renombre de la zona de Reus, que le costaba a los padres más de 700 euros mensuales. Un clamoroso fraude.

Mañana lunes veremos un hecho insólito en nuestro país. Veremos a toda una infanta de España sentada en el banquillo de los acusados junto a su marido por apropiación de bienes públicos, por quedarse para ellos lo que era de todos (Una infanta que, por cierto, alegará  ignorancia).

Exigimos responsabilidades a los políticos en los casos de malversación de bienes públicos, pues la Administración pública está para conservar la riqueza común de todos. Los “expertos” educativos tendrían que sentarse en el banquillo de los acusados y asumir las responsabilidades por todo el patrimonio cultural que han dañado, destruido y adulterado en su beneficio personal (o por su incompetencia, no sé qué es peor), traicionando su condición de administradores, es decir, personas cuya responsabilidad era la de conservar, no la de destruir.


6 comentarios:

  1. Y la inmersión de la Gene como la ves?

    ResponderEliminar
  2. Estoy haciendo un "Máster" de profesor de tecnología en la Universidad de Málaga, y llevo desde que lo comencé alucinando con la verborrea dialéctica que se gastan todos los profesores y las absurdeces que en el nombre de la pedagogía nos hacen tragar.
    Acabo de descubrir tu blog, y he visto convertidos en palabras todas mis sensaciones y reflexiones.
    No puedo estar más de acuerdo con tus comentarios.
    Lo que me he reído con ese de "Aprender a aprender" es igual que decir "Comerte el hambre" que pocas palabras y cuanta verdad.
    También me sorprende la nula capacidad crítica de todos mis compañeros, que se tragan la dialéctica de los cientos de horas del máster sin decir palabra, no he oído la más mínima crítica.
    Estoy sorprendido, hemos dejado de sopesar lo que dicen los expertos para tragárnoslo sin digerir, si lo dice un experto "será verdad".
    Suerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Le diré que me da mucha pena su visión de las cosas. Que haya maestros inadaptados, desprestigia al sistema... pero lo mismo que enseñar lengua castellana como si de matemáticas se tratase me parece absurdo... criticar el bilingüismo porque uno no hable inglés también lo es. Los niños no son tontos, y ser bilingüe desde pequeñito no es un obstáculo en el aprendizaje de otras áreas, sino un plus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Héctor eso de decir al que hace una crítica que es un inadaptado, está cuando menos en contra de toda la dialéctica de la inclusión, con la que nos inundan en el máster de profesorado, además no es proactivo atacar al que hace la crítica, vamos que si nos ponemos con verborrea dialéctica estamos aquí un mes.

      Yo te cuento mi experiencia como padre con niños en colegio bilingüe, (los tuve en uno, que de poco que me gustó, los llevé a otro bilingüe),ojo bilingüe según el plan de estudios español, y al final, es tan absurdo todo, que el director del nuevo centro, ha cambiado el plan de estudios por el británico, de forma que ahora es un colegio británico donde se aprende español, básicamente porque el sistema español no tiene cabida para una formación bilingüe de alta calidad. Por ejemplo para un nivel en las aulas lo más alto posible, los profesores deben ser nativos, y ahora viene lo bueno : ¿Cuantos profesores británicos, están dispuestos a venir a España a hacer un máster (obligatorio según el plan español), para dar clases ??, pues te lo digo yo que lo sé: Alguno que otro, la inmensa mayoría pasa de complicarse la vida, o sea que nos queda bilingüismo de chiringuito.
      Por último, asignaturas como Física o matemáticas, es un despropósito hacerlas en inglés, ya que requieren una alta capacidad de concentración del alumno, como para exigirle el esfuerzo de la interpretación del idioma, si todo fuera ideal, entonces el alumno sería bilingüe y lo haría de modo inconsciente, pero seamos realistas, eso no ocurre.

      Eliminar
  4. Hola compañeros Nostram y Hector. Gracias por vuestros comentarios.
    Em Menéame
    https://www.meneame.net/story/antididactica-fraude-ensenanza-bilingue
    este post ha generado centenares de comentarios, les podeis echar una ojeada.
    Pero al final siempre estamos en lo mismo "si el profesorado tuviera, si el profesorado fuera, si el profesorado estuviera..."
    En vez de valorar más, de cuidar más lo que ya tenemos. ¿qué problema hay en aprender ciencias a las 9 con una profesora de ciencias, y aprender inglés a las 10 con una profesora de inglés?
    Sea como sea, mi blog es descaradamente provocador, pues lo que encuentro más terrible es la falta de diálogo, la falta más absoluta de debate entre puntos de vista diferentes, lo que convierte la didáctica y la pedagogía en pura teología: Crees o no crees, estás con nosotros o contra nosotros, lo que Hector afirma perfectamente con "Que haya maestros inadaptados, desprestigia al sistema".

    ResponderEliminar
  5. Yo.mezclará términos, aprender a enseñar y aprender a pensar tienen más sentido pedagógico. Para mi el problema del inglés es que en España la.educación se lleva parcheado desde hace 40 años..y que su principal problema es que se.convierte en un elemento.segregador y que empobrece los contenidos.

    ResponderEliminar