domingo, 21 de enero de 2018

La Saga Millet: El poder corruptor del nacionalismo

El 15 de enero pasado La Vanguardia publicaba la noticia: Fèlix Millet era condenado a 9 años de cárcel por su participación en la trama del 3%, la «mordida» oficial que Convergència i Unió (el partido nacionalista institucional catalán, más de treinta años en el poder) se llevaba de toda obra pública de Catalunya. Fèlix Millet es el símbolo vivo de la degradación y corrupción política de Catalunya después de 30 años de nacionalismo.



http://www.lavanguardia.com/politica/20180115/4435202006/caso-palau-condena-feliz-millet-jordi-montull-daniel-osacar-cdc.html

Exactamente cien años y un día antes, el 14 de enero de 1918, el mismo diario La Vanguardia informaba de que un grupo de ciudadanos de El Masnou, una pequeña población turística costera al norte de Barcelona, habían organizado un mítin público para denunciar lo que consideraban una inmoralidad inaceptable.

http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1918/01/14/pagina-7/33307206/pdf.html

"Ilustres hijos y entusiastas admiradores de la hermosura y honestidad de la villa de  Masnou, llamaron á los vecinos de ésta y de otras poblaciones de la comarca para que con el calor de los aplausos exteriorizasen su conformidad absoluta con quienes, no dejándose alucinar por el señuelo de especiosas abundancias, muéstranse intransigentes respecto á la instalación de un casino de recreo en la orilla de aquel trozo de mar levantino, bello recuerdo de una era de riqueza y prosperidad por el trabajo..."

Protestaban contra la pretensión de construir un casino de juego en su población.

"...Se hace constar en ella, que el pueblo de Masnou formula la más enérgica protesta contra el intento de establecer el juego de la ruleta; se pide que las autoridades interpongan un valioso influjo para que el intento no prospere y se les advierte que si el propósito se llevara a efecto todos los firmantes del documento, ejercitarán cuantas acciones legales fuese posible para impedir que el escudo de Masnou canjeasen en vez de la casita blanca y las llaves un tapete verde y unos dados..."

Entre los organizadores del evento encontramos a Luis Millet (1867-1941), hermano del abuelo de Fèlix Millet. Lluis Millet, hijo predilecto del Masnou, también conocido como "el maestro".

"...Don Luis Millet lee sus cuartillas. Manifiesta que un sentimiento de pena casi llega a borrar el gozo intenso que la vista del mar azul y la atmósfera despejada y serena le causan cada vez que llega a su tierra natal. Esa pena le induce a excitar a los hijos de dicha vila a que guarden fielmente el sello de su honor, que no es la honestidad de los pueblos cosa que pueda periódicamente alterarse, como las  sino que es permanente y eterna como la ley de Dios de donde dimana. Es lícito el juego en sí, y aún constituye un descanso para el espíritu; pero es altamente reprobable el juego cuyo motor es la ardiente ambición de poseer riquezas sin trabajo, maldita y aborrecida por la sana conciencia humana. Y es mucho más peligroso para la moralidad ambiente el juego elegante que el tabernario, porque éste ya es en su conjunto bastante repulsivo. ¡Explotar el vicio, qué vergüenza! La frase indica un cinismo que no tiene, no puede tener ningún hermano nuestro..."

Luis Millet, el compositor de música, acérrimo catalanista, autor del Cant dels ocells y el Cant de la Senyera entre otras obras.

Las tres generaciones Millet: Tio abuelo, padre y nieto: Lluís Millet i Pagès (El Masnou, 1867-1941), compositor y director de coro, Fèlix Millet i Maristany (Barcelona, 1903-1967), financiero y mecenas cultural, y finalmente el nieto, Fèlix Millet Tusell (Barcelona, 1935), empresario y corrupto oficial del régimen.

En exactamente cien años, sin salirnos de la misma rama familiar, sin salirnos del mismo país, sin ni siquiera salirnos del mismo periódico, los Millet siempre han estado detrás del escenario, son un magnífico especimen para estudiar el ciclo vital del nacionalismo, desde sus orígenes patrióticos, constructivos, dignos, de como empiezan a introducirse intereses empresariales, financieros, (en el caso de esta familia es espectacular: Banca Catalana, el Banco Popular, el Opus Dei, la fundación de Òmnium Cultural...), como los principios patrióticos se van corrompiendo por la codicia económica, hasta acabar podridos en la corrupción, la corrupción más profunda: La corrupción económica, la corrupción política y la corrupción moral. Hasta que todo reventó en el aquelarre independentista del "procés".

Una saga familiar para poder sentir ternura cuando el niñato cupero de turno nos señale con el dedo acusándonos de no estar a favor del "derecho a la autodeterminación del pueblo catalán".

Y finalmente, en el terreno educativo, una saga familiar para poder explicar cómo es posible que la consellera de educación catalana, Clara Ponsatí, acabe "exiliada" en Bruselas. "Todo empezó hace cien años, cuando los padres de la patria, como Lluis Millet..."

Las últimas palabras de aquel discurso de 1918 son magníficas:

"...Terminó su discurso manifestando que es forastero en un pueblo aquel que quiere cambiar el modo de ser del mismo, y que muchas veces la 'forasteralla' no hay que buscarla en el exterior, sino que procede de dentro".

domingo, 14 de enero de 2018

Principios de Antididáctica: La sensación de libertad que siente el esclavo que huye

Un amable lector del bloc “Antididáctica” me escribió hace unas semanas el siguiente comentario:

“Creo que mezclas cosas y se te ve la orientación política. Habla de didáctica y antididáctica, que parece interesante, y no metas la cuña unionista. Hablemos de educación...”

“Crec que barreges coses i se’t veu la orientació política. Parla de didàctica i antididáctica, que sembla interessant, i no hi posis la falca unionista. Parlem d’educació...”

Mucho me temo que este lector me pide, por su tono tal vez diría que me exige, algo que no le podré dar. Intentaré explicarme.

La antididáctica es liberación. Este bloc mío es un testimonio personal de liberación. Concretamente de la liberación que supuso para mí, después de muchos años de devoto y ferviente creyente en eso llamado pedagogía o didáctica, llegar a la conclusión de que todo es mentira. Toda la supuesta “ciencia” de la didáctica y la pedagogía es un enorme embuste que sólo produce frustración. Es la peor y más peligrosa de todas las pseudociencias. La pedagogía pretende guiar al estudiante en su camino al  conocimiento, pretende enseñar al profesor caminos y atajos para llegar al conocimiento, pero lo único que consigue es crear un bosque aún más grande y espeso con sus propios conceptos, en el que todos nosotros nos sentimos aún más perdidos que antes.
Cuando compras pedagogía compras un mapa de carreteras por un euro, pero que al abrirlo te exige comprar la guía para entender el mapa por diez. Y si al menos acabara aquí la broma, pero es que la guía resulta ser un galimatías indescifrable...

En la naturaleza hay flores. Y las flores son bellas. Y están para que las contemplemos, para que las estudiemos, para disfrutar de ellas. Y resulta que las flores para crecer necesitan abono. Pero las flores son flores y el abono es mierda. No es lo mismo. En la cultura encontramos infinidad de cosas hermosas en que fijarnos, que valen la pena estudiar, y sin embargo hemos acabado todos enfangados y chapoteando en la mierda pedagógica.

Dicho esto, vale la pena hacer la siguiente puntualización. En el mundo de la pedagogía encontramos los casos de fraude más escandalosos imaginables, y los individuos más miserables, pero no todas las pedagogías son un fraude. Dentro de la pedagogía se suele trazar un eje “Pedagogía clásica” vs. “Nueva Pedagogía”, y en este eje la antididáctica siempre estará a favor de la primera porque es honesta, es la que se atreve (¡que osadía!) a decir la verdad: que no hay camino ni atajo al conocimiento, que sólo se llega al conocimiento mediante el esfuerzo, la constancia y la disciplina personal, “caminante no hay camino...”. Entre los defensores de la “pedagogía clásica” encontramos personas honradas como Alberto Royo, profesores que saben lo que es estudiar porque han estudiado, que no se cansan de denunciar las trampas de la “Nueva pedagogía”, mientras que en la “nueva pedagogía” encontramos “expertos” como César Bona o Eduard Vallory, iluminados, titireteros, charlatanes que afirman saber qué es estudiar porque “lo” han estudiado.

Pero la antididáctica no es esto. La antididáctica es la liberación de todo esto. Es el negro que un día decidió no cortar más leña para el amo blanco, y con el hacha rompió la cadena. Y corrió hacia el bosque, libre. Eso es la antididáctica. La sensación de libertad que sentía aquel negro huyendo en aquel  bosque de Luisiana. Pero ese negro no irá muy lejos. Porque el sheriff de Wichita reunirá a sus secuaces y sacará los perros en su búsqueda, y lo atraparán. Por muchas películas de Hollywood que haya visto aquel negro, por muchos riachuelos en los que se meta para evitar ser olido por los perros, por mucho que corra, al final lo atraparán. Y será colgado de un palo bien alto. Ese cheriff es el nacionalismo.



La cadena pedagógica que nos esclaviza tiene su equivalente político en la cadena aún más fuerte, aún más dura del nacionalismo. Los profesores que desde hace años denunciábamos la corrupción educativa de la “nueva pedagogía” en realidad anticipábamos sin saberlo la corrupción nacional en la que se encuentra la España actual, corroída por el nacionalismo.

Qué quieres que te diga. La misma nausea, la misma repugnancia que siento por la “nueva pedagogía” es la misma que siento por el nacionalismo, en particular por el "procés sobiranista" que vive Catalunya en estos momentos. Son el mismo crecepelo milagroso del camino fácil, sin esfuerzo, sin sacrificio.

El teorema más importante de la geometría, el Teorema de Tales, dice que las proporciones se corresponden por paralelismo. Podemos trazar un paralelismo entre la educación y la política, con el que deducir que la “nueva educación” es al aprendizaje lo que el nacionalismo es al patriotismo. La “nueva educación” es la corrupción de la experiencia del aprendizaje lo mismo que el nacionalismo es la corrupción del espíritu patriótico. La “nueva educación” y el nacionalismo son lo mismo, son la misma mierda, que se necesitan y se potencian la una a la otra, y que se combaten con la misma arma: La cultura, leer libros, "rechazar los intermediarios", los salvapatrias, se llamen Eduard Vallory o Puigdemont. Es más, especulo con la idea de que la pedagogía es un producto del nacionalismo.

Con el "procés" me pasa lo mismo que con la "Nueva educación": Simplemente no me las creo, no las trago. No sé si me explico.

Si un esclavo huye de su amo y se refugia contigo, no lo devuelvas a su amo.
Deuteronomio 23:15

domingo, 7 de enero de 2018

Eduard Vallory Reloaded

Para todos aquellos que seguimos con devoción las enseñanzas de este líder natural del profesorado catalán estamos de enhorabuena. Ha vuelto.



En la agenda "Moleskine" incautada al exconseller Josep Maria Jover  aparece su chiringuito educativo "Nova Escola XXI" como buque insignia del que será el nuevo sistema educativo de la futura República Catalana. Un sistema educativo, ya ves tú qué cosas, tan innovador pero tan innovador que es incompatible con la figura del funcionario docente, que como todo el mundo sabe (y por si acaso, el diario Ara no deja de repetir) es la imagen misma de la pasividad y la incompetencia (entrada anterior en este mismo blog).

Sobre el papel del funcionariado (y su eliminación) recomiendo el artículo Funcionarios y emprendedores.

Muchos somos los que, angustiados, nos preguntábamos si este suceso acaso le impediría acudir a los medios (es decir, TV3) a iluminarnos con sus enseñanzas a nosotros, los pobres profes mortales catalanes, tan necesitados de ser guiados.

Y aquí lo tenemos, nuevamente en TV3, ungido en los sagrados aceites del liderazgo educativo. Por algún  motivo que desconozco, ahora ya no es presentado como presidente de Nova Escola XXI, no, ahora es representante de "SomEscola", y bajo esta nueva imagen se erige defensor de los derechos del profesor catalán, que expresa libremente su opinión en las redes, que es agredido y amenazado por las ordas españolas y españolistas, tan autoritarias ellas.

Os invito a verlo, os cambiará la vida: Sus referencias a los problemas de esa escuela murciana que quiere cambiar de nombre o no porque se llama "Escuela Primo de Rivera", el CNI pagando a un imán corruptor de jóvenes musulmanes perfectamente integrados en el sistema educativo catalán... eso es España.

Y el apoteosis final, magnífico ejemplo de la mejor televisión pública al servicio de la causa:

- Vallory comparte con nosotros que ha ido al teatro a ver una obra llamada "Incendio". En catalán y en español. Qué bien.

- El presentador pasa a publicidad. Tal vez para dejarnos un valioso tiempo para reflexionar sobre ello. (la publicidad en el vídeo aparece en negro)

- Se vuelve de publicidad y se emiten unas imágenes de un incendio en Nueva York. Aparece un rótulo indicando "En directo". No se entiende nada. ¿Metáfora? ¿Parábola? ¿Orla?

- Y finalmente, nuestro líder supremo, como broche final, comparte con nosotros una reflexión sobre el horrible caso de violación en grupo ocurrida en Pamplona. Y hace la siguiente reflexión: "No entiendo cómo es posible, que después de cuarenta años de democracia, todavía existan hombres que consideren a la mujer como un objeto". A ver quien es el guapo que puede rebatir en lo más mínimo semejante sentencia. Es imposible. El sistema educativo catalán necesita analistas como este. Es el elegido. The Chosen.

Muchos pensaréis que es el trozo de demagogia barata y tramposa más grande de la historia de la televisión. Pero quien soy yo para interpretar las palabras del Maestro. Yo os dejo el vídeo. Tenemos tanto que aprender...

 

Para saber más sobre Escola Nova 21 y Eduard Vallory:


sábado, 30 de diciembre de 2017

Matemáticas para unir, matemáticas para separar

Acabamos el año divisores, dividendos y divididos, cocientes y cocidos en el separatismo. La misma nación cien años después, la misma maldición. Feliz año nuevo.

Matemáticas para unir:

Leo, corto, pego, guardo y reproduzco de La Vanguardia del 30 de diciembre del 1917, hace hoy exactamente cien años (Link):

Cotidianas

Leo, corto, pego, guardo y reproduzco la interesante gacetilla:
«Un caballero visitó ayer al gobernador para explicarle un nuevo sistema de multiplicación que cree haber descubierto. Asimismo pidió permiso para colocar un encerado en un sitio público al objeto de dar a conocer prácticamente su invento. Respecto a esta petición, el señor Auñón se reservó unos días para contestarle.»
Me alegro mucho de que se haya inventado un nuevo sistema de multiplicación en estos tiempos en que todo el mundo parece haberse conjurado para dividirnos. Siempre dije yo que las Matemáticas eran una cosa excelente y que no falla. Ahora, en cuanto pasen esos días que el marqués de Pilares se ha tomado para contestar y ese benemérito caballero con su encerado a cuestas se coloque en un sitio público y nos de a conocer la manera de hacerlo, yo multiplicaré los cinco reales que poseo para toda la vida, y figúrense ustedes el encanto de la existencia que con esa multiplicación voy a proporcionarme; hasta fumaré en pipa.

De todas las operaciones aritméticas la más hermosa es la multiplicación. Y si no, acuérdense ustedes de aquello de “Creced y multiplicaos”. Para multiplicarnos, antes no teníamos más que un sistema de multiplicación ordinaria y otro de multiplicación abreviada: ahora tenemos otro. Multiplíquense ustedes por el nuevo sistema que con el posible permiso del marqués de Pilares verán en un encerado demostrado prácticamente, y se convencerán ustedes de que les sale bien la operación. No falla.

Las Matemáticas progresan que es una barbaridad. Yo voy a inventar algo también. Hasta ahora todos los matemáticos estaban de acuerdo en que no pueden sumarse cantidades heterogéneas, como dos cepillos y tres peines, que siempre serán dos cepillos y tres peines, sin que quepa hacer de ellos un conjunto que constituya una sola cosa total. Pues yo me voy a acercar al marqués de Pilares para demostrarle prácticamente lo contrario de esa teoría, no combatida hasta ahora por ningún matemático. Y si no, vean ustedes.
Teorema: La adición de dos cantidades heterogéneas da por resultado otra cantidad que es la suma de ambas y que constituye una sola cosa. Demostración: En efecto, tenemos dos cantidades heterogéneas, un panecillo y dos naranjas. Sumamos las dos naranjas con el panecillo. ¿Y qué nos resultará? Pues una merienda, cantidad heterogénea también y que constituye una sola cosa. Que es lo que se trataba de demostrar ¡Que vengan a decirme a mí ahora que los números que representan cantidades heterogéneas no pueden sumarse! Si con el sistema del incógnito caballero se multiplican las substancias, quedará resuelto felizmente uno de los más pavorosos problemas actuales. Buscábamos erróneamente la solución en normalizar los transportes, en impedir la exportación, en cualquier cosa, y no habíamos caído en la cuenta de que el problema quedaría resuelto con una simple multiplicación. Y es que somos muy torpes, ni siquiera nos acordábamos ya de aquello de los panes y los peces...

CAROLÍN.

Matemáticas para separar:

En el diario independentista Ara del 10/6/2017: "Les  Matematiques De La Desconnexió"











sábado, 16 de diciembre de 2017

Patriotismo vs. Nacionalismo. Escola Nova XXI ¡Todo el mundo a callar!

El patriotismo es fomentar el avance de una región aprovechando la sana competitividad con las regiones vecinas. Ser mejores, ¡no! ¡perdón! Hacer las cosas mejor ¡sí! ¡eso sí! tener leyes más justas, luchar más contra la corrupción, trabajar más y mejor para el bien común, avanzar más en la lucha contra la injusticia. ¡A ver si descubrimos nosotros antes una cura contra el cáncer! ¡A ver si conseguimos nosotros antes que nadie una sociedad más justa! El patriotismo es nosotros trabajamos más “que ellos”... nosotros nos esforzamos más “que ellos”, nosotros estudiamos más “que ellos”...

Y “ellos” a su vez no quieren quedarse atrás y trabajan más y mejor, se esfuerzan más y más, pero no para mayor gloria del beneficio del patrón capitalista, sino para el beneficio de la comunidad.

Y luego está el nacionalismo. ¡No confundir! Que es lo peor de lo peor. ¡Es exactamente lo contrario!. Es adueñarse de los sentimientos competitivos de un pueblo, pervertirlos, corromperlos, provocar la hostilidad y confrontación entre regiones para sacar provecho económico. “A río revuelto, ganancia de pescadores”. El nacionalismo es a la política lo que la mafia es a la economía.El patriotismo es constructivo, el nacionalismo es destructivo.

El nacionalismo catalán pretende adueñarse del sistema educativo de Catalunya. Pero no para hacerlo mejor, no para que los jóvenes tengan un mayor nivel cultural que los aragoneses o los valencianos. No. Pretende adueñarse para controlar sus enormes partidas económicas,  para controlar el acceso a la función docente “Tú sí, tú no, porque yo lo digo”. Pretende adueñarse para desmontarlo y vender los trocitos entre sus amigos y allegados.

Sólo los medios de comunicación contrarios al independentismo (link1, link2 ) se han hecho eco de las investigaciones de la Guardia Civil sobre las entrevistas entre el exnúmero dos del Departamento de Economía Josep Maria Jové y el gurú educativo oficial de Catalunya, Eduard Vallory, para diseñar el futuro sistema educativo de la República Catalana independiente. Un futuro sistema en manos de “Nova Escola XXI”, sin funcionarios, con selección del personal docente a dedo, es decir, la privatización total del sistema educativo. Como se hizo (o se pretendió hacer) con el sistema sanitario catalán con los "consorcios": Quien quiera una buena sanidad, que se la pague. Quien quiera una buena educación, que se la pague.

Los medios de comunicación pro-independentismo callan. Porque toca callar. ¿Porque son “patriotas” catalanes? ¡No! Precisamente porque no lo son. Porque si realmente fueran patriotas, patriotas de verdad con la nación catalana, serían los primeros en hablar, los primeros en denunciar, los primeros en investigar el historial de este personaje Vallory, que de la noche a la mañana apareció de la nada, se autoproclamó máximo gurú oficial de la nueva pedagogía, con una arrogancia y una pedantería chulesca insufrible, con su carné de ERC entre los dientes...


Y los sindicatos callan porque el chaval es el “colocado” de ERC.  No, señores y señoras de USTEC, no, señores y señoras del diario Ara. Esto no es patriotismo, es justo lo contrario. ¡Denuncien más! ¡Sean más exigentes! ¡Sean más intolerantes con la injusticia y la corrupción! Catalunya no se merece esta vergüenza.

El diario La Vanguardia, un medio “equidistante”, publicó la noticia pero por algún extraño motivo ha desaparecido. Ya no existe. Como si nunca hubiera sido publicada. Qué casualidad. La noticia ha acabado en el fondo del lago Michigan con los pies en un bloque cemento. Afortunadamente Google hizo copia de ella y en Google la encontramos. Aquí os la dejo, para que no se pierda (otro caso más de chapuza manipulativa, como el caso de la fotografía del “Govern legítim”) :

Govern estudió crear una red educativa alternativa, sin maestros funcionarios.

Barcelona, 12 dic (EFE). El gobierno catalán estudió, junto a los responsables del programa de innovación pedagógica Escola Nova XXI, crear una red educativa alternativa como "estructura de Estado", sin personal funcionario y en el que los centros tuvieran "autonomía" para contratar maestros con "garantías laborales".

Así se desprende de un informe de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso Efe, sobre la agenda incautada al exnúmero dos del Departamento de Economía Josep Maria Jové, en la que éste anotaba a mano las reuniones del "sanedrín" político que diseñó la hoja de ruta hacia la independencia unilateral.
Las anotaciones de la agenda revelan que Jové se reunió con Eduard Vallory, director del programa de innovación pedagógica Escola Nova XXI, después de que la CUP manifestara su malestar por la gestión del Departamento de Educación en encuentros privados de la formación anticapitalista con JxS y el Govern.
En la reunión con Vallory, según las anotaciones de Jové, se aborda la necesidad de impulsar la educación como "estructura de Estado" y la forma de crear un sistema "lo más avanzado posible", frente a una estructura actual "diseñada por el Estado español en el siglo XIX copiando erróneamente a Alemania y Francia" con una "escuela despersonalizada sin proyecto propio".
Las anotaciones de Jové apuntan a la necesidad de impulsar un "modelo propio en cada escuela", con "dirección y capacidad de selección" y "rendimiento de cuentas" y añaden: "personal no funcionario, contrato laboral con garantías".
Bajo el epígrafe "estrategia", Jové anota: "no crear nuevas plazas de funcionarios en los próximos 6/8 años, se jubila el 30 %. Análisis del sistema alternativo a implantar. Escuelas de consorcios locales y que la Generalitat paga el 100 %".
Las notas aluden a una "etapa de transición" en la que se podría crear una "red alternativa Escola Nova XXI" y señala que "el sistema está paralizado por culpa del Departamento y la fuerza de los sindicatos. Los mínimos que podemos pensar que son un privilegio sean universales para todos", rezan los apuntes de Jové.
"El sistema no se puede hacer con el marco español", prosiguen las anotaciones de Jové, que añade: "¿Cómo podemos estructurar un sistema público de reconversión? ¡10 a 15 años! Necesario empezar a pensarlo y eso no se puede hacer desde el Departamento de Educación".
El exnúmero dos de Economía anotó también en su agenda la pregunta "¿qué capacidad tenemos de desarrollar el embrión del sistema educativo que queremos?", ante lo que esboza como respuesta: "La LEC (ley de Educación de Cataluña) tiene un artículo no desarrollado que permite desarrollar la red municipal que no dependa de las estructuras estatales que está reproducida también a nivel Generalitat".
En su informe, la Guardia Civil concluye que el Govern planteó la necesidad de reconvertir el sistema educativo mediante "la contratación laboral con garantías de personal no funcionario" ya que consideraba que el actual estaba "paralizado debido al Departamento y a la fuerza de los sindicatos".
"Podría inferirse que pretenden congelar plazas públicas de funcionariado y contratar a maestros y profesores, pero sin haber definido los requisitos de los candidatos ni la forma de contratación", sostiene el informe.
También, en relación con la gestión educativa del Govern, el alto cargo de Economía comentó en su agenda: "Quejas alrededor de las pruebas de Primaria. Presiones de la inspección sobre directores y familias. Es un departamento que está encendiendo muchas alarmas en la CUP. Hacemos un grupo de trabajo (JxS, CUP, DEPARTAMENT)". EFE

«Etapa de transició»
Les notes al·ludeixen a una «etapa de transició» en la qual es podria crear una «xarxa alternativa Escola Nova XXI» i assenyala que «el sistema està paralitzat per culpa del Departament i la força dels sindicats. Els mínims que podem pensar que són un privilegi siguin universals per a tots», resen els apunts de Jové.
«El sistema no es pot fer amb el marc espanyol», prossegueixen les anotacions de Jové, que afegeix: «Com podem estructurar un sistema públic de reconversió? ¡10 a 15 anys! Necessari començar a pensar-ho i això no es pot fer des del Departament d'Educació».
L'exnúmero dos d'Economia va anotar també en la seva agenda la pregunta «quina capacitat tenim de desenvolupar l'embrió del sistema educatiu que volem?», davant la qual cosa esbossa com a resposta: «La LEC (llei d'Educació de Catalunya) té un article no desenvolupat que permet desenvolupar la xarxa municipal que no depengui de les estructures estatals que està reproduïda també a nivell Generalitat».
Per altra banda, el full de ruta que ERC va dissenyar per avançar cap a la independència en vigílies de les eleccions del 27-S del 2015 apostava perquè els republicans desenvolupessin un paper central per unir en un mateix projecte la CDC d'Artur Mas amb la CUP: «sense «procés» no hi ha abraçades».
«Sense «procés» no hi ha abraçades. Què és més responsable? Donar suport al Govern i qüestionar una consulta parany que no ha servit de res més que per 'salvar' la figura de Mas? o abandonar el Govern (amb tres diputats tampoc podrien fer res, però amb 10-15...) i gesticular en una equació de maquillatge sobiranista?», recollia Jové.


-----------------------------------

P.D. Estos días he visto la ciudad llena de carteles como éste, anónimos, "si no votas independentismo eres el mismísimo demonio". No. Así no.  No todo vale. Catalunya se merece algo mejor. Que lo tenga que decir un charnego...


 

martes, 12 de diciembre de 2017

Competencias básicas "Indiana Style"

Leo en el blog Curmudgucation  que el estado de Indiana ha declarado oficialmente que "demostrar empleabilidad" es una competencia básica esencial para tener el graduado.

"Learn and demonstrate employability skills"

http://curmudgucation.blogspot.com.es/2017/12/in-diminishing-education.html

¡Bien por ellos! Se acabaron las hipocresías. Se declara oficialmente que la educación se debe someter al dictado de las demandas de los empresarios. Al menos ellos no tendrán que aguantar todas las mentiras y chorradas pedagógicas de los gurús educativos. Así está todo mucho más claro.







sábado, 9 de diciembre de 2017

Antididáctica aplicada: Puigdemont vs. Max Headroom

La educación tradicional tiene como objetivo fundamental el de llenar la mente del joven de cuantas más representaciones del mundo sea posible, y cuanto más complejas y “profundas” mejor, para así dotarle como adulto de herramientas para interpretar todo lo que se encontrará a lo largo de la vida. Cargar la mente del joven de lo que se ha dado en llamar una “vasta cultura”.

La “nueva educación” niega este principio (incluso, con terrible arrogancia, señala a la acumulación de conocimientos como culpable absoluto de todos los males). Pretende dotar a los alumnos de herramientas que le permitan explicar el mundo y sus cadenas causales-materiales potenciando la imaginación, la creatividad, la capacidad de comunicación, conceptos todos ellos vagos e indefinidos pero muy seductores, las llamadas “competencias básicas”.

La antididáctica pretende denunciar el disparate de la “nueva educación”: Es un fraude, como en general lo son todas las soluciones fáciles y cómodas de cualquier problema.

En este blog intento dejar constancia de ejemplos reales de antididáctica, ejemplos prácticos de la infinita superioridad analítica de los conocimientos adquiridos. Cómo ideas almacenadas hace muchos años son las claves del presente y del futuro.

Un ejemplo magnífico de antididáctica lo encontramos en el president Puigdemont, físicamente localizado en Bruselas, exiliado de la justicia española. Pero lo tenemos con nosotros gracias a la televisión, interaccionando con sus seguidores en pantallas gigantes en sus mítines, por “videoconferencia”. Y en la televisión, ¡oh sí! aparece en todo momento en TV3 para compartir con todos nosotros todas las ocurrencias que le pasan por la cabeza. Puigdemont vive en la televisión. Incluso podemos los catalanes tener dentro de unos días el primer presidente televisivo del mundo.

Puigdemont, antiguo periodista, convertido en un ente virtual televisivo puro. Es la mítica serie “Max Headroom”, que emitía TV3 hace exactamente treinta años, en 1987. Puigdemont es Max Headroom.


“Max Headroom: 20 Minutes into the Future". Ambientada en un futuro distópico, muy ciberpunk, en el que las grandes corporaciones de televisión dominan el mundo, en el que todo el mundo vive pegado a las pantallas, día y noche, consumiendo ingentes cantidades de telebasura.

El protagonista de la serie es un periodista, como Puigdemont, Edison Carter (Matt Frewer), que con su cámara al hombro se dedica a buscar noticias impactantes. En el episodio piloto, persiguiendo en moto al malo de turno en un aparcamiento de coches se estrella contra una valla (como Puigdemont) en la que se puede leer "Max. Headroom — 2.3m." , (altura máxima) y pierde el conocimiento.

La cadena de televisión en la que trabaja, “Chanel XXIII”, aprovecha el momento para “robarle la mente” y pasarla a un programa informático. Genera un ente artificial puro que vive dentro de la red electrónica de la televisión. Un personaje que no tiene mucha inteligencia, pero es sarcástico, divertido, irónico, muy gracioso. Una especie de duendecillo televisivo que interacciona con todo el mundo con sus ocurrencias.


Es la estrella mediática perfecta, un ser televisivo puro. Una mezcla entre telepredicador, vendedor de aspiradoras y candidato a la presidencia por Alabama. Es Max Headroom. Es Puigdemont. El primer ente televisivo puro.


Y todo esto gracias a la TV3 de los años ochenta. Una televisión magnífica, no como ahora, reducida a mero (y carísimo) vocero separatista. Gracias a ella pudimos disfrutar de series de la BBC como The Young Ones o The Black Adder. Y los viernes por la noche, ¡ah los viernes por la noche! Los que vivíamos en Tarragona instalábamos potenciadores de señal y orientábamos la antena convenientemente para poder saltarnos la barrera territorial y pillar Canal 9, “la valenciana”, y ver “Parle vosté, calle vosté” y el mítico “Tómbola”, con Ximo Rovira y Jesús Mariñas. Poder saltarnos el dictado moral católico-mojigato que imponía Jordi Pujol en TV3 era relativamente fácil. Pero eso es ya otra historia... ¿O no?