domingo, 11 de junio de 2017

La triste realidad de la innovación educativa en Catalunya


Xavi es un profesor de matemáticas de Reus. Tiene un canal de Youtube llamado XaviMates en el que comparte desinteresadamente centenares de vídeos de matemáticas que él mismo ha ido grabando en su tiempo libre durante años. Los ofrece a la comunidad educativa con humildad, con la única pretensión de ser útil.



Los podría haber grabado en castellano. El volumen de visitas hubiera sido enorme y hubiera podido recibir algún tipo de recompensa económica de Youtube, hubiera podido “capitalizar” su trabajo. Pero decidió grabarlos en su lengua, en catalán. Un gesto que le honra.

El canal de Youtube de Xavi es el único canal de matemáticas en catalán que conozco. Una  iniciativa como esta, en cualquier pequeña nación con un idioma minoritario, hubiera sido valorada, gratificada, recompensada convenientemente por las autoridades educativas. Pero en Catalunya no, para la Administración catalana esta iniciativa no existe. No aparecere en ningún medio de comunicación, ni en ninguna revista o publicación educativa.

Pero esto no le importa a Xavi, que seguirá grabando y compartiendo sus vídeos de matemáticas, que seguirá recibiendo tantísimos comentarios de gratitud por parte de los estudiantes y profesores que utilizan su canal como refuerzo académico, que sí valoran su trabajo y dedicación.

Lo que hace Xavi es innovación educativa con mayúsculas. Utiliza las nuevas formas de distribución (un canal tan potente como es Youtube) para llevar la clase magistral (tan injustamente denostada en la actualidad) más allá de las cuatro paredes del aula.

Gracias a las nuevas tecnologías la explicación de un profesor puede ser compartida infinitas veces, y todo sin coste alguno. A las grandes plataformas como Youtube sólo les importan los vídeos con millones de visitas, y jamás promocionarán el uso de lenguas minoritarias como el catalán. Y la administración educativa catalana debería compensar esta injusticia premiando y promocionando  públicamente iniciativas como la de Xavi.

Pero la administración educativa catalana rechaza cualquier protagonismo de los profesores en la innovación educativa, pues concibe al profesorado como un colectivo pasivo, obediente, sumiso a las consignas y directrices que reciba “desde arriba”.

Lo que hace la Administración educativa es colocar individuos como Eduard Vallory, un señor que no es profesor, que jamás ha pisado un aula, que aparece de la noche a la mañana para ser declarado oficialmente líder indiscutible de la innovación educativa. Un personaje designado a dedo por la partitocracia política, un individuo que no dejará en ningún momento de denigrar y vapulear a todo el colectivo del profesorado. Borracho de sí mismo, pedante hasta producir urticaria, plenamente consciente de su inmunidad como “cargo de confianza”.


Un individuo como Eduard jamás se junta con la plebe trabajadora, él nos adoctrina, nos guía desde la distancia. Su lugar natural está entre los poderosos, entre los “influencer” como él. Por ejemplo lo vemos (link), en “EduCaixa”, la fundación educativa del banco “Caixabank”, junto a David Bueno (doctor en Biología y profesor de Genética de la UB) y el cocinero mediático Ferran Adrià:

“A l’escola, el model d’escola que tenim està dissenyat des de la idea que es transmeten coneixements definitius i segmentats, llavors aquesta transmissió fa que les interaccions entre coneixements es donin expost, quan ja els has adquirit. Per tant, tot el que representa, el que pot generar creativitat està bloquejat perquè nosaltres adquirim i avaluem aquests coneixements de manera separada. La manera com es pot generar és transformar és tansformar l’aproximació, i fent que el coneixement es cregui a través de processos en què tocant situacions reals, tinguis conflicte cognitiu i trobis l’articulació competencial que et permeti donar resposta a aquestes preguntes i per tant desenvolupar també les competències com la creativitat que et permetin assolir-ho."

Ni me molesto en traducir al castellano toda esta sarta de baratijas retóricas. Hay que ser muy engreído, muy pedante y muy inconsciente para proclamar sin el más mínimo pudor que “todo lo que puede generar creatividad está bloqueado porque nosotros adquirimos y evaluamos los conocimientos de forma separada”. Naturalmente, este vídeo, con apenas 300 visualizaciones, tiene desactivados los comentarios. La plebe está para escuchar, no para ser escuchada.

Xavi comparte conocimientos, los difunde, innova, y jamás caería en la vulgaridad de opinar sobre el colectivo del profesorado, sus compañeros. Mientras tanto, los señoritos de la didáctica, los colocados por la casta política, los que acusan al profesorado de no salir de “su zona de confort”, jamás abandonan su propia zona de confort de señalar con el dedo al colectivo docente y acusarlo de todos los males presentes, pasados y futuros, sin aportar absolutamente nada, cómodamente instalados en la poltrona del poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario