domingo, 27 de noviembre de 2016

El fraude piramidal de la formación del profesorado

Yo tengo dos diplomaturas, un grado y un master en educacion y no me han enseñado nada. Todo lo que se lo he aprendido después sola. Será culpa pero que mal está el asunto si puedo aprender más sola que en el sistema y si se andan regalando títulos con tanta facilidad”. Es la durísima confesión de una profesional de una educadora en el blog de Alberto Royo.

Aquellos que han cursado carreras universitarias de “Educación”, “pedagogía”, “didáctica”, tarde o temprano tienen que admitir la cruda realidad: Han tirado su tiempo y su dinero, y la rabia y la frustración de haber sido víctimas de un fraude les acompañará toda la vida.


¡Que hubiera estudiado una carrera seria! No, no debemos ser insolidarios con ellos. Debemos atender estas personas, apoyarlas y denunciar para que no hayan más víctimas. Es lo que pretendo en las más de 140 entradas semanales que llevo redactadas en ese blog: Denunciar que los estudios de pedagogía-didáctica-educación son todos un clamoroso fraude. Que no existe la cosa “ciencia que estudia el aprendizaje”. Que no se puede desprender “el aprender” del aprendizaje concreto de algo.

Que no existe la buena o la mala pedagogía, sólo la poca o mucha pedagogía, como no existe el veneno bueno o malo, sólo el estar mucho o poco envenenado.

Además, este fraude, este delito, este crimen es algo que los profesores de secundaria vemos y constatamos día a día: Que las pretendidas enseñanzas de los expertos en educación, o o bien son de una obviedad bochornosa, e insultante, o son disparates mayúsculos.

Farsantes y engañados siempre ha habido, pero con la “Educación” se produce un doble efecto específico perverso y terrible:

PRIMERO:  Las víctimas de la “ciencia de la educación”, como ellos no han aprendido nada, creen que nadie aprende nada, que todos los estudios son un fraude. Que el conocimiento es un fraude.

Naturalmente no es cierto. Si hubieran estudiado una carrera seria, es decir si no hubieran estudiado educación, no tendrían esta amarga sensación. Los conocimientos existen, y son muy importantes. Y esto lo sabe todo el mundo... que no ha estudiado pedagogía.

SEGUNDO:  Con toda su frustración al constatar que no han aprendido nada, ellos son los que están llamados a dirigir y orientar todos los demás estudios y saberes, a convertirse en “expertos educativos”. Aquí la perversión alcanza el delirio kafkiano: Los expertos educativos promulgando día y noche contra del aprendizaje de los conocimientos. Este fenómeno es inaudito en toda la historia de la Humanidad, y se está dando aquí y ahora.

Naturalmente, este “final de los conocimientos” no afecta ¡fíjate tú qué cosas! a la cúpula de expertos educativos perfectamente acomodados en sus cátedras universitarias y demás “Institutos de la Educación”. Estamos ante un fraude de tipo piramidal, que se sostiene mientras se vaya haciendo más y más grande por la base, mientras más y más incautos piquen el anzuelo.

Cuando yo cursé la carrera de matemáticas en la UB, hace veinte años, el último año de carrera estaba dedicado, como es natural, a las asignaturas más específicas, profundas, las más duras. Y además, todos aquellos que veíamos la posibilidad de entrar como docentes en secundaria nos apuntábamos a una simpática asignatura “Didáctica de las matemáticas”, que nos ponía en contacto con la realidad de un instituto de secundaria. Pero en ningún momento afectaba al curso de nuestros estudios.

En aquellos tiempos, en plena implementación de la ESO, la palabra clave era “atención a la diversidad”. En los institutos nos encontraríamos en la misma clase por decir algo, con un niño ciego, un niño sordo, un niño rebelde y un niño “lento”, y debíamos atender a la diversidad. En eso consistía la didáctica, pero al menos cabía en una asignatura de 9 créditos, no impedía seguir aprendiendo matemáticas, seguir acumulando conocimientos.

Como ya he dicho anteriormente, el fraude de la educación, como todo fraude piramidal sólo aguanta mientras pueda crecer. La asignatura de didáctica se convirtió en todo un máster de 60 créditos. La didáctica y pedagogía necesaria para ejercer de profesor en un instituto no da para dedicar un año a su estudio, es un fraude, pero es que además este máster obliga a todos los estudiantes de la carrera a dedicar (es decir perder) su último año de formación, el año más importante, el 25% de la formación, tirar a la basura todo un curso, y todo para pagar un máster carísimo y absolutamente inútil.

Y para colmo llegó la crisis, y los recortes obligaron a cerrar las puertas a los nuevos profesores, y este máster se convirtió en una bonita fábrica de parados. Jamás ha existitdo una evaluación de lo que ha significado este máster. La evaluación, sí, claro, pero para los demás.

Y el fraude piramidal de la educación continúa, es un monstruo que necesita crecer más y más para sobrevivir. Al profesorado de Catalunya nos han invitado a participar en el proyecto “Ara és demá” del "Consell Escolar de Catalunya". Se trata de definir cómo será el sistema educativo catalán cuando, dentro de pocos años, seamos una república independiente de España.


Consta de 5 grandes áreas: "Els pilars del sistema educatiu", "L’arquitectura del sistema educatiu", "El centre educatiu", "El professorat”, "L’alumnat", ninguna dedicada a qué aprender, al currículum.

La cuarta está dedicada a la figura del profesorado.

http://consellescolarcat.gencat.cat/web/.content/consell_escolar/araesdema/ponencies/pdfponencies/ponencia4_MMartinez.pdf

¿Adivinan por dónde va la cosa? El peor planeamiento posible. Se demanda un profesorado menos culto, menos conocedor de su materia, y más y más "educación", más y más "pedagogía", más y más "didáctica", extender el fraude a todo el sistema. Una auténtica metástasis.

El “máster de formación del profesorado” ya no es suficiente. Para entrar en el master son necesarios estudios previos de “complementos de formación psicopedagógicos”:

Si té un grau en qualsevol àmbit sense orientació cap a la docència i vol accedir al màster en docència, caldrà que cursi complements de formació psicopedagògics i/o relacionats amb continguts curriculars, tant per exercir en l’educació infantil i primària com en la secundària obligatòria” (pag. 6)

(Si tiene un grado en cualquier ámbito sin orientación hacia la docencia y quiere acceder al máster en docencia, tendrà que cursar complementos de formación psicopedagógicos y/o relacionados con contenidos curriculares, tanto para ejercer en educación infantil y primaria como en la secundaria obligatoria)

Es decir, para entrar en el master de pedagogía... Tienes que estudiar más pedagogía.

Pero además, habrá que pasar un “casting” para entrar en el master. ¿Que no?

"El procés de selecció per accedir als màsters tindrà en compte l’expedient acadèmic, el currículum personal i una carta de presentació del graduat. La idoneïtat dels candidats es valorarà mitjançant una entrevista que en considerarà les competències comunicatives i personals"

(El proceso de selección para acceder a los másters tendrá en cuenta el expediente académico, el currúculum personal y una carta de presentación del graduado. La idoneidad de los candidatos se valorará mediante una entrevista que en la que se considerarán las competencias comunicativas y personales)

Se crea la figura de los “centros educativos reconocidos como centros de prácticas” que decidirán las plazas de este máster, quién entra y quién no entra, todo mediante algo tan poco equitativo como una “entrevista personal”.

"El nombre de places per cursar els diferents màsters es determinarà en funció del nombre de places ofertes pels centres educatius reconeguts com a centres de pràctiques. Aquests centres educatius hauran de disposar d’un pla d’acollida i de seguiment d’estudiants en pràctiques, amb un equip docent que gaudirà del reconeixement adequat per a la dedicació a les pràctiques dels estudiants."

(El número de plazas para cursar los diferentes másters se determinará en función del número de plazas ofertadas por los centros educativos reconocidos como centros de prácticas. Estos centros educativos deberán disponer de un plan de acogida y de seguimiento de estudiantes en prácticas, con un equipo docente con el reconocimiento adecuado por la dedicación a las prácticas de los estudiantes)

Repasemos: para poder entrar como docente en un instituto de secundaria, habrá que hacer un máster específico de “educación” (que es un fraude). Para entrar en dicho máster (¡de dos años!) además del Grado hay que cursar unos “complementos psicopedagógicos” y pasar por una entrevista personal de idoneidad. Y todo esto bajo el poder absoluto de una casta de “centros educativos reconocidos como centros de prácticas” que en ningún  momento se especifica pero que todo el mundo intuye: El chiringuito de Escola Nova 21, es decir, todo un sistema educativo bajo el poder de Eduard Batllori.

No acaba aquí la cosa:

"Per accedir a la funció docent, caldrà haver obtingut la titulació de màster en docència esmentada abans o una d’equivalent (si la persona interessada ha cursat els seus estudis fora del sistema educatiu català) i haver obtingut l’avaluació favorable en el període d’inducció d’un mínim de dos anys de durada. Aquest període, tal com es pot veure en el gràfic que segueix, serà l’inici de la feina docent una vegada s’hagin finalitzat els estudis de màster corresponents". (Página 11)

(Para acceder a la función docente, será necesario haber obtenido la titulación de máster en docencia indicada antes o una equivalente (si la persona interesada ha cursado sus estudios fuera del sistema educativo catalán) y haber obtenido una evaluación favorable en el período de inducción durante un mínimo de dos años. Este período, tal y como se puede ver en el gráfico siguiente, será el inicio del trabajo docente una vez se haya finalizado los estudios de máster correspondientes)

Es decir, después de obtener el Máster, te esperan dos años de evaluación favorable en el “periodo de inducción”, es decir, de “becario” en uno de los institutos “Batllori”.

Todo es un enorme, gigantesco fraude. Fraude educativo, formativo y social. Un terrible fraude piramidal llevado a una escala nacional. Este no es el sistema educativo que yo quiero.

Sobre el proyecto "Ara és demà" os recomiendo la lectura del blog Espai de dissidència, de Xavier Diez


Para saber más sobre "Escola Nova 21":


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada