sábado, 25 de abril de 2015

Institut Obert de Catalunya, otro cortijo educativo

El Institut Obert de Catalunya es la institución de la Generalitat de Catalunya para desarrollar la enseñanza preuniversitaria por Internet.

Tendría que ser el referente para todo el profesorado que en mayor o en menor medida estamos implicados en la incorporación del aprendizaje por ordenador.

Tendría que ser un espacio de experimentación y innovación en la integración de la enseñanza presencial y la enseñanza online.

Tendría que ser un espacio fantástico de experimentación para la escuela catalana del siglo XXI.

Y si se llama Institut Obert de Catalunya (Instituto Abierto de Catalunya) dirás que tendría que ser "abierto".

Pero desgraciadamente, leyendo el artículo de La Vanguardia del día 18/3/2015


Vemos que es todo menos abierto. Una caja cerrada y opaca.

Cerrada y opaca en el pago a proveedores.

Cerrada y opaca en la contratación de profesores.

Cerrada y opaca en la gestión de los alumnos

Cerrada y opaca en el "elevado número de altos cargos" sin tarea determinada

Cerrada y opaca en la introducción de notas de los alumnos

Cerrada y opaca en el pago de precios y tasas

Cerrada y opaca en las matrículas de los alumnos...

Y no lo digo yo, que lo dice la "Sindicatura de Comptes" de la propia Generalitat. Millones y millones de euros de dinero público que son utilizados cada año de una manera muy poco "abierta".


Algún día, dentro de muchos años, cuando los historiadores estudien este momento histórico, uno de los enigmas más oscuros que tendrán que analizar será el porqué, con las herramientas tan increíbles que tenemos para difundir y comparir cultura, a un coste prácticamente cero, es aparentemente tan complicado y complejo enseñar y aprender. Y si se hace justícia habrá que hablar mucho y bien de tantísimos profesores que a lo largo de los años introdujeron las "nuevas tecnologías" en las aulas, de forma anónima y sacrificada. Y si se hace justicia se hablará de instituciones como el Institut Obert de Catalunya, pero como un ejemplo más de la mala gestión de fondos públicos, la lacra de este principio de siglo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada